Historia de ADPCA

 

La Asociación para la Defensa y Prevención de la Crueldad contra los Animales, A.D.P.C.A., está inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el número 40.376, en el Gobierno de Aragón con el número 01-Z-1180-1981 y en el Ayuntamiento de Zaragoza  con el número  620. Declarada de Utilidad Pública (Consejo de Ministros 11 -4 -1984 del Ministerio de Interior) y de Interés Público Municipal por el Excelentísimo Ayuntamiento de Zaragoza (Acuerdo Plenario de 27 de octubre de 2006).

Fundada en Zaragoza en el año 1981 por un reducido número de personas amantes de los animales que consideraban injusto y cruel el abandono de los animales de compañía y su triste final en la mayoría de los casos.  La organización fue creciendo hasta sus casi 800 socios actuales, que sufragan cuotas económicas completamente voluntarias.

 

Objetivos.

Entre los objetivos de la asociación se encuentran el fomento del respeto y la protección de la naturaleza y de todos los seres vivos la sensibilización del individuo en la tenencia no obligatoria de los animales de compañía y la responsabilidad moral que conlleva, la concienciación social contra el abandono y el maltrato de los animales de compañía y la erradicación del abandono como indicativo de una conciencia colectiva solidaria y responsable.

 

La labor.

La labor de A.D.P.C.A. se centraliza fundamentalmente en el mantenimiento de un refugio para perros abandonados que aloja actualmente unos 150  animales además de la realización de campañas de concienciacion anti-abandono, anti-maltrato, de difusión de las adopciones, etc. que se realizan en eventos, a  pie de calle, en redes sociales, centros docentes que lo solicitan, etcétera.

La Asociación forma parte integrante del Consejo Sectorial de Protección Animal del Excmo. Ayuntamiento de Zaragoza donde, con la periodicidad necesaria, se debaten y estudian aspectos relacionados con la protección animal en el término municipal de Zaragoza y se elevan propuestas en esta materia al Pleno de la Corporación así como al Gobierno de Aragón, con el objetivo de mejorar esta parcela de la vida municipal y mejorar la convivencia ciudadana. 

 

 

El refugio para perros abandonados.

El refugio para perros abandonados aglutina las labores de rescate alojamiento recuperación y entrega en adopción de los animales tanto en España como en Francia y Alemania.

Los animales son atendidos sanitariamente desde el mismo momento de su rescate y se les ofrece la asistencia veterinaria que su estado requiere (primeros auxilios y examen general, vacunaciones, analíticas, pruebas de diagnóstico, tratamiento farmacológico, cirugías…

Su alojamiento en el centro es indefinido, con el objetivo de la adopción de cada uno de ellos por personas o familias responsables que superen el protocolo de adopción

 La esterilización de los animales alojados en el refugio es un objetivo prioritario como forma definitiva de control de la población y erradicación del abandono. Prácticamente el 100% de nuestros animales se entregan esterilizados o con compromiso de esterilización.

 

Las adopciones.

A.D.P.C.A. contempla un estricto protocolo de adopción que incluye, una vez seleccionado el animal por el potencial adoptante, la cumplimentación de un Cuestionario de Adopción con el objetivo de establecer su perfil (estilo de vida, afinidad con los animales, responsabilidad con los animales…).

Una visita previa a domicilio es el segundo requisito del protocolo para comprobar “in situ” las condiciones de vida del animal, una vez adoptado.

Por último la entrega del animal a domicilio, cumplimentando el Contrato de Adopción, dónde quedan reflejados los datos del animal y del adoptante. El contrato incluye el derecho de la asociación de recuperar el animal en caso de incumplimiento de alguna de las clausulas del mismo, incluida la tenencia del animal en condiciones no óptimas o distintas a las de un animal de compañía propiamente dicho.

Traspasando fronteras.

Los animales se entregan en adopción tanto en España, como en Francia y Alemania. En estos dos últimos países, en estrecha colaboración con protectoras de allí, de probada seriedad y experiencia, que garantizan la seguridad del animal y su bienestar en caso de producirse alguna incidencia durante las primeras etapas de la adopción (entrega del animal, adaptación a las nuevas condiciones de vida…).

Las protectoras de controlan todo el proceso una vez entregado el animal, y realizan un seguimiento del mismo que nos transmiten vía Internet, a través de fotografías, vídeos… Es frecuente, incluso, la comunicación directa de A.D.P.C.A con las familias adoptantes a través del correo electrónico o Facebook.

 

Nuestros voluntarios.

El voluntariado social es uno de los platos fuertes entre las opciones de colaboración con A.D.P.C.A, requiriéndose cierto compromiso personal y afinidad con los animales, además de la mayoría legal de edad.

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota