Parece que Ariane cumple una de las historias más tristes del refugio, ya que fue una perrita muy maltratada en el pasado y que aunque encontró una familia que ha estado con ella durante más de 4 años, han decidido devolverla nuevamente al refugio, por problemas personales de la familia adoptante. Ariane vivía con su hermanita Niki, que también ha sido devuelta al refugio y ahora ambas, se encuentran en el punto de partida con una experiencia de vida que esperamos y deseamos pueda cambiar definitivamente con la persona o familia que decida dar a Ariane, la posibilidad de vivir en paz y sin temor a volver a ser abandonada. Esta perrita era y sigue siendo miedosa y necesita alguien que le de el espacio y el cariño necesario para superar su triste historia y quererla como es.

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota