Una compañera de la protectora nos avisó de que, en su urbanización, había un perro siempre en la terraza. Se habló con el propietario y éste dijo que no podía tenerlo y lo cedió a la protectora voluntariamente.
Athos es un perro obediente y bonachón. Ha convivido en familia con niños. También se lleva bien con perros, con hembras, sin problemas y con machos tampoco manifiesta enemistad, aunque al haber estado solo mucho tiempo y llevar pocos días en la protectora, tampoco lo hemos juntado con perros sueltos. Cuando sale a los recreos, le gusta mucho que le tires la pelota. Anda bien con correa y va bien en coche.

Athos pronto se encontrará con su familia

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota