Balu, pequeño Balú, como habrá sido tu historia para que hayas sido arrojado a través de una valla y tus dueños se hayan despreocupado totalmente de qué ha pasado contigo…

Así es, Balú fue arrojado a través de la valla de un chalet sin ningún miramiento, como si se tratara de un trasto viejo. Por suerte ese chalet correspondía a una socia de nuestra protectora y lo trajo al refugio porque ella ya tiene más perros y no podía quedárselo. Balú llego sucio y descuidado y también asustado porque no sabía que había pasado, por qué había sido arrojado a un sitio desconocido y qué iba a ser de él en el futuro.

Imaginamos también detrás de él una vida sin cariño, porque ¿quién que quiera a su perro le hace algo así?

Eres un perrito bueno, pequeño Balú , no destacas por tu belleza con tu pequeño cuerpo chaparrito y tus grandes orejotas, pero te haces querer porque adoras las caricias y miras como si te pareciera increíble que alguien se percatará de tu existencia. Ya tienes 6 añitos Balú y ojala alguien sepa ver la belleza que destila tu mirada. Te mereces un hogar, porque además eres un buen perro te llevas bien con hembras y machos, viajas bien en coche y sabes ir con correa.

No queremos imaginar cómo te habrás sentido mientras tus dueños te tiraban a través de esa valla, la crueldad humana no conoce límites y cuando hacen algo así con un ser indefenso como tú no tiene definición posible. Pero sabemos que alguien te está esperando Balú, alguien al que darás todo el amor que sabes dar, alguien que te cogerá en brazos, te acariciará y del que te harás inseparable porque sabemos que los perritos como tú que no han disfrutado de ese cariño sabéis agradecerlo más si cabe y dais a las familias que os dan esa segunda oportunidad todo el amor que cabe en vuestros pequeños cuerpos.

Suerte Balú, nadie nunca más te hará daño porque nos hemos prometido conseguir una verdadera casa para ti pequeño gran perro.

¡Y a Balú van a darle esa nueva oportunidad!

 

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota