Barbie, fue abandonada en Zaragoza, como tantos otros perros, y especialmente, los galgos, en un estado lamentable. Resctada por el Centro Municipal de Protección Animal, allí empezó a recuperarse del abandono y desnutrición que sufría. Posteriormente, ha pasado a nuestra protectora, para seguir su recuperación y encontrar una buena familia que la cuide como merece.

Barbie es una galga de pequeño tamaño. No sabemos cómo se hizo las heridas que tiene por todo su cuerpo pero ahora son superficiales y confiamos en borrarlas de su pelaje y, sobre todo, de su corazón. A pesar de todo por lo que ha tenido que pasar esta pequeña galga es muy simpática y cariñosa. Se lleva bien con otros perros y viaja bien en coche.

Le encanta jugar con sus compañeros y correr con ese porte que sólo los galgos tienen. Te deja fascinado cuando lo hace.

Si le llamas se acerca tímidamente y te mira con sus pequeños ojitos azabache que te conquistan. Le acaricias todo su cuerpo y te mira agradecida y sólo querrías borrar para siempre el dolor que ha marcado su historia para crear una nueva en la que seres humanos con corazón le den un hogar y todo el cariño que necesita y que ella está deseando ofrecerles.

¡Barbie está esperando encontrarse con su nueva familia donde esperamos que sea muy feliz!

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota