Brisa, es de nuevo otro juguete roto que llega a nuestra protectora. A Brisa la regalaron de una camada nacida en un pueblo de la provincia de Zaragoza a un niño que se encaprichó de ella. Sus padres no estaban dispuestos a tener un perro y lo llevó a sus abuelos que, en cuanto tuvieron que hacer el primer viaje, la trajeron a nuestra protectora puesto que no podían hacerse cargo de ella.

Brisa, tan chiquitina y ya conoces el abandono. De repente todo es nuevo y te preguntas dónde estás, dónde está el  niño que siempre te sujetaba entre sus brazos.

Sin embargo Brisa es una perrita muy tranquila y equilibrada para su corta edad. Es sociable, le encanta que la cojas en brazos y la mimes. Es muy simpática y se acerca al mundo con curiosidad para explorar todo lo que es nuevo.

A pesar de su corta edad se mueve sorprendentemente como si ya fuera adulta, como si la vida le hubiera quitado las ganas de juegos. Incluso anda sorprendentemente bien con correa. Sin embargo sabemos que Brisa recuperará su alegría con las atenciones y juegos que ahora no tiene. Nos mira con sus ojos claritos y vemos en ellos una mirada limpia y llena de dulzura que enternece el corazón.

Eres realmente bonita Brisa, suave, tan suave como tu nombre.

Ojalá podamos encontrar para ti un hogar en el que puedas crecer y donde no te falte el cariño y los cuidados que necesitas. Vas a ser una gran perra, ya lo eres. Por eso seguro que alguien querrá ofrecerte un verdadero hogar del que nunca más te irás y no volverás a recordar lo que es el abandono.

Brisa es un peluche con vida, al que apetece acariciar y jugar con él. Enamora al primer minuto cuando viene correteando a tu encuentro.

Pero hay que asumir que todo cachorro es una gran responsabilidad, va a depender de ti durante muchos años y tiene todo por aprender. Es un ser tierno y adorable, pero un cachorro supone obligaciones, hay que enseñarles donde hacer sus necesidades, a pasear, a quedarse solos, lo que se puede morder y lo que no… Y requieren tiempo de juego y paseo. Quien esté dispuesto a darle todo esto a Brisa seguro que le devuelve durante muchísimos años innumerables momentos de felicidad y cariño que no puede siquiera ni imaginar…Esperamos que sea muy pronto Brisa!!

Y así ha sido. En poco tiempo Brisa ha encontrado un gran familia, a la que agradecemos su paciencia y comprensión con nosotros, que va a cuidar de ella. Deseamos que se hagan muy felices mutuamente.

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota