Charlie fue encontrado por un barrio zaragozano. Al principio pensamos que se había perdido, pues su aspecto era bueno y no parecía haber pasado mucho tiempo en la calle. Era sociable, se dejaba acariciar y coger. Pero dejamos pasar el tiempo y nadie reclamó a Charlie… así que rápidamente, dado su buen carácter y lo guapo que es fue adoptado por una familia que está encantada con él.

Y Charlie es felíz de tener un hogar y pertenecer a una familia que lo adora.

Te deseamos lo mejor, Charlie!!

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota