La historia de Claris es la historia de muchos galgos repetida, aunque no por ello menos cruel. Pasado el tiempo en el que son utilizados, se abandonan. En el caso de Claris fue abandonada en Zaragoza y unos jóvenes que paseaban a su perro la encontraron. La perrita estaba hambrienta y cuando vio a los chicos, salió corriendo hacia ellos, para pedirles comida y cariño. Eso la salvó. La llevaron al veterinario para ver si llevaba chip, al no ser así, llamaron a nuestra protectora para ver si podíamos acogerla y allí está, a la espera de su nueva vida recuperándose del hambre y el abandono.

Y ese momento de encuentro puede definir perfectamente a Claris. En cuanto te ve o entras a su chenil viene a tu encuentro, buscando cariño. Le encanta la compañía humana, es increíblemente sociable y tranquila. Podría tumbarse a tu lado mientras la acaricias durante horas.

Tiene un carácter excelente y es muy extrovertida. También le encanta jugar con sus compañeros de refugio, y como no…correr.

Se lleva bien con todos, tanto machos como hembras y viaja muy bien en coche.

Es una perra equilibrada a la que sólo le falta encontrar su lugar para demostrar lo excepcionalmente cariñosa que puede llegar a ser.

Esta increíble galga está esperando encontrarse pronto con su familia para la vida.

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota