Cloe apareció abandonada y sola en la ciudad de Zaragoza. Recogida por el Centro Municipal de Protección Animal, ha pasado ahora a nuestra protectora. Desconocemos la historia de Cloe y lo que ha tenido que sufrir en estos sus dos primeros años de vida, pero a juzgar por el miedo reflejado en su rostro cuando se acerca a ella cualquier persona nos puede indicar que ha sufrido mucho.

Cloe necesita curar las heridas infringidas en su alma, ese alma dulce que esconde con miedo ante la presencia del ser humano. Porque Cloe es todo dulzura.

Destaca su pequeño tamaño para una galga como si no hubiera terminado de crecer y sin embargo está totalmente sana. Es una perrita dulce que se deja acariciar y te mira como si le extrañara que le prestaras atención a ella, como si nunca hubiera experimentado cariño y tuviera que aprenderlo.

Es muy sociable con otros perros, se lleva bien con machos y hembras. Le encanta salir a correr y jugar con ellos sin problemas cuando sale al recreo.

Lleva pocos días con nosotros y le falta todavía coger confianza aunque poco a poco va reconociendo a las personas que vamos habitualmente y ya no nos tiene tanto miedo. Sobre todo se apoya en su compañera de chenil, Rosita, que le sirve de guía y de ella va aprendiendo que ya no tiene nada que temer.

Va bien en coche y con correa y estamos convencidas de que en poco tiempo irá perdiendo su miedo al trato humano. Además por su pequeño tamaño es tan accesible que apetece acariciarla, abrazarla, agacharse y mirar sus brillantes ojitos y que entienda que ya está a salvo, que nadie va a volver a hacerle daño que le buscaremos un hogar en el que sepan apreciarla como se merece. Ella no quiere más que querer y que se le quiera. Merece una segunda oportunidad en esta vida tan dura que le ha tocado vivir. Es un ser indefenso al que deberíamos demostrar que otra vida es posible en un hogar donde tener calor, respeto, amor y donde compartir los días con una persona a la que nunca más tendrá que temer.

¡Suerte pequeña Cloe ojalá pronto te veamos feliz!

Cloe ha viajado para reunirse con su familia, que hizo un largo trayecto este verano para venir a conocerla. Ahora ya están juntos.

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota