Esta perra pertenecía a un señor que tiene varios galgos. Cobra, cuando era más joven, se rompió un dedo de la pata. Le dijeron de amputar, pero le dio pena y se le ha hecho callo. Con lo cual, al correr, cuando lleva tiempo, le molesta y no puede llevar el ritmo de sus compañeros.  Su dueño nos la ha cedido para que encuentre una familia y pueda vivir feliz.

Es una perra muy buena que tiene un excelente carácter. Es muy obediente, y le encanta correr. Se lleva bien con todos los perros, machos y hembras. Va bien en coche y con correa.

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota