Este perrito ha llegado a la protectora porque su dueño ha fallecido, y a su familia le ha sido imposible seguir haciéndose cargo de él. Dice que en su casa se portaba muy bien, se tumbaba y no daba ningún mal.Es un perrito muy bueno, aunque algo miedoso con los desconocidos.

Debido a este miedo, le está costando un poco que confíe en nosotros. Se lleva bien con otros perros, tanto machos como hembras, aunque a los machos les ladra. Ha convivido en familia. Viaja bien en coche y va bien con correa.

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota