Cus ha tenido dueño hasta hace muy poco tiempo, pero como no podía hacerse cargo de él adecuadamente lo ha dejado al cuidado del refugio.

Por eso Cus está perfectamente acostumbrado a la vida en un hogar y a sus costumbres. Necesita recuperar el cariño de un compañero de vida y el calor de un hogar, que ha perdido sin entender por qué.  Es una dulzura de animal, cariñoso y jugueton. Le encantan los mimos las caricias y la compañia.

Se lleva bien con todos los perritos del refugio y desde que ha llegado no ha dado ningún problema. Te recibe siempre contento y te llena de abrazos y lametones. Parece como si siempre tuviera una eterna sonrisa con la que te llena el corazón.

No entendemos como nadie se ha fijado todavia en este caramelito que es Cus porque la persona y la familia que decidan darle una oportunidad se llevarán al mejor de los compañeros. Cus te queremos, ¡¡representas todo lo que se le puede pedir a un perro y no defraudas nunca!!

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota