Fue recogida, abandonada en Zaragoza, por el Centro Municipal de Proteccion Animal. Es un cielo de perrita. Buena y cariñosa, aunque algo tímida al principio. Enseguida coge confianza y no hace más que dar besitos y buscar caricias. Se lleva bien con otros perros, machos y hembras. Va bien en coche y con correa.

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota