Ha venido a nuestro refugio porque su dueña no podía hacerse cargo de ella.  Está bien socializada con otros perros, pero mantiene su miedo hacia las personas.

Frida necesitará mucho cariño y comprensión para superar todos esos miedos. Pero es sólo hacia los humanos, por lo demás Frida es muy sociable.

Necesitará mucho ejercicio porque cuando se queda sola se aburre terriblemente, es una perrita muy enérgica y necesitará estímulos y ejercicio. También va a sentirse sola sin su otro compañero de vida, con el que ha compartido su tiempo hasta ahora.

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota