Gina es una cachorra que como tantas veces, por desgracia en nuestro país, acabó en la calle, desorientada, perdida, abandonada. Gina fue encontrada por un joven en un barrio próximo a Zaragoza. La vio en la carretera, se bajó de la furgoneta y la perrita se metió en ella inmediatamente, ya que le encanta ir en coche. El chico la llevó al veterinario para ver si tenía microchip, con resultado negativo, pasando a nuestra protectora, aunque días después supimos que se había escapado de un terreno, si bien hablando con los responsables de éste, la perra se quedó en el refugio.

Es una cachorra bonachona que a sus siete meses ya tiene todo un porte de perrita fuerte y activa. Es simpática y cariñosa. En cuanto la llamas acude corriendo para que le hagas caso porque tiene un carácter sociable y simpático.  A pesar de haber sido abandonada es una perrita feliz, no tiene carita triste y sus ojos vivarachos te dicen “aquí estoy yo, quieres jugar conmigo?”. Se lleva bien tanto con otros perros como con las personas y viaja muy bien en coche. Solamente le falta un hogar para compartir la felicidad que transmite con su buen carácter y que en el que le sepan ofrecer la compañía y el amor que ella también está dispuesta a dar.

Necesita largos paseos, ya que es muy activa. Y las ganas de hacer un gran perro de esta cachorrona estupenda.

¡Gina está actualmente esperando encontrarse con su nueva familia!

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota