Fue recogido en un barrio de Zaragoza por el Centro Municipal de Protección Animal, pasando posteriormente a nuestra protectora.

Sería ideal para una persona o familia sin niños, ya es un perrito muy cariñoso y muy simpático, pero puede llegar a volverse si le tocas donde no quiere o le tiras del pelo. Se lleva bien con otros perros, machos y hembras.

 

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota