Desconocemos la historia que Kelly arrastra tras de sí, aunque la imaginamos triste. Vagaba por un polígono industrial junto a otro perrito cuando fueron vistos por un miembro de nuestra protectora que estuvo dándoles de comer para que se mantuvieran cerca. Costó tiempo, paciencia y esfuerzo coger a Kelly ya que el tiempo pasado en la calle y probablemente su historia anterior le hacía tener un miedo y una desconfianza sin límites. Sólo con comida pudimos atraerla, aunque por desgracia aún no hemos conseguido coger a su compañero, pese a seguirlo intentando.

Sabíamos que teníamos que rescatarla porque se encontraba en un estado lamentable, como así comprobamos cuando finalmente la tuvimos entre los brazos. Su pequeño cuerpo estaba surcado de heridas y sus ojos mostraban la tristeza infinita del abandono y el descuido. Tras este tiempo en nuestro refugio Kelly se ha recuperado notablemente. Vuelve a tener la piel perfecta y ha sido tratada de la filariosis que revelaron sus análisis.

Ahora ha recuperado su pelaje, la fuerza y las ganas de vivir. Es un amor de perrita cariñosa, dócil y mimosa. Le gusta y necesita la compañía. Disfruta de las caricias y llora para llamar tu atención cuando te alejas de su chenil, para que vuelvas a jugar con ella y hacerle caso. Viene corriendo cuando la llamas y se frota por tus piernas como si de un gatito se tratara. Ha pasado demasiado tiempo sola y sin cariño, por eso ahora lo necesita tanto.

Su pequeño tamaño hace que puedas llevarla a cualquier sitio, no da problemas, viaja bien en coche, se lleva bien con machos y con hembras. Y cuando miras sus pequeños ojitos te parece increíble que nadie haya visto esa dulzura que transmite. Parece preguntarte: “¿qué hice mal?, ¿qué he hecho para que nadie me quiera?”. Aunque ahora Kelly se siente más querida por todos los voluntarios del refugio sigue necesitando un hogar donde terminar los años que le quedan con la dignidad que un día le fue arrebatada.

¡¡Ojalá tengas suerte nuestra pequeña Kelly y alguien sepa ver lo que realmente hay dentro de ti!

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota