Lia es una galguita que con sus dos años y medio de vida ya conoce lo que es el abandono y el maltrato. Siempre nos preguntamos por qué estos bellos animales indefensos tienen que ser víctimas de seres llamados humanos.

Lia fue abandonada en Zaragoza, y rescatada por el Centro Municipal de Protección Animal, en un estado de desnutrición terrible y con una fractura abierta en el final de su rabo. Tuvo que ser operada,  cortando las dos últimas vértebras de su rabito porque sangraba por él, por eso ahora lo tiene un poco más corto. En su maltrecha piel se reflejaba la falta de alimentación y el abandono sufrido. Tras unas semanas en nuestro refugio se ha recuperado rápidamente de todo y ha ganado peso, Su piel ya luce un aspecto saludable.

Sin embargo, a pesar de todo lo sufrido, es una perrita muy sociable que se acerca confiada y sólo quiere que le acaricies y la abraces. Tiene unas orejitas que le dan un aire simpático y te mira con unos ojos llenos de ternura.

Es muy extrovertida tanto con las personas como con los perros. Le encanta correr y es tremendamente juguetona, invitando a jugar constantemente a sus compañeras  del refugio con las que echa tremendas carreras. Se lleva bien con todos los perros.

Es muy dócil y cariñosa, no da ningún problema al manipularla o andar con ella.

Esta perrita agradecería sentirse querida y agradecería con todo su amor incondicional a quien le ofrezca un hogar tras tanto sufrimiento. Lía se lo merece, es una gran perra que llega al corazón. Y seguro que les da interminables ratos de diversión con sus juegos y cabriolas.

Ella es un alma limpia, no conoce el rencor. Sólo quiere amar y ser amada, y como su nombre dice te “lia” el corazón con un nudo de dos lazos difícil de desatar. La empiezas a querer en cuanto la conoces.

Suerte pequeña Lía. Ojala podamos conseguir para ti un buen hogar.

Lía ya ha encontrado a su familia que vendrá pronto a buscarle.

 

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota