Luna fue encontrada abandonada en un pueblo cercano a Zaragoza. Estaba extremadamente delgada, sucia, temerosa y con una herida en una de sus patas que le producía una tremenda cojera. Pero a los pocos días ya corría y jugaba por el refugio sin ningún temor.

Luna parece mucho más joven de lo que es, físicamente es muy guapa, tiene unos increíbles y dulces ojos y demuestra un carácter dócil y alegre. Los primeros días tenía mucho miedo de otros perros y ante las personas se mostraba tímida. Pero con el paso de los días ha ido desarrollando su auténtico carácter. Se lleva bien con todos los perros, y ante las personas se deshace por las caricias. Ha compartido chenil con perros muy diferentes y sale a correr en el tiempo de recreo con varios compañeros.

Es un auténtico amor que te conquista al primer minuto, es sociable, divertida, y muy muy cariñosa. Sólo busca agradar y lo hace moviendo su rabito, dándote la pata de una manera muy graciosa o siguiendo a los voluntarios allí donde van en sus tareas. No tiene ningún problema de comportamiento, ni en el coche ni a la hora de andar con correa. Tiene un tamaño muy manejable y está completamente sana.

Luna es un alma dulce que no debería pasar mucho tiempo en nuestro refugio. Puede parecer una perrita más, pero no lo es, es una perra increíblemente fiel y cariñosa, que si ya muestra tanto cariño por las personas que frecuentamos el refugio en tan sólo unas semanas, no podemos ni imaginar lo que va a querer a la familia que le cambie la vida.

¡Ojalá sea pronto pequeña Luna!

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota