Luz fue recogida el día que nació, junto a su madre, Davi, que estaba en un estado lamentable por el abandono, con una enorme anemia, infección de útero y Filariosis, además de varias heridas llenas de gusanos.

Su estado le impidió poder criar a su cachorrita Luz, que también tenía algunos problemas tales como una infección y problemas en la visión por las carencias que había tenido durante la gestación.

Gracias a nuestra compañera Begoña y su familia, a sus desvelos y sus noches sin dormir, dándole muchos biberones y todo el cariño del mundo, Luz está saliendo adelante y ya es una preciosa cachorrita de mes y medio.

 

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota