Nos dieron aviso que había un perro vagando por un pueblo de Teruel en muy mal estado. Desnutrido y con heridas. Probablemente llevaba mucho tiempo vagando sólo, por el monte y al final se acercó a núcleo urbano en busca de comida. Eso le salvó, porque una chica lo recogió y lo recuperó ya un poco de la desnutrición que arrastraba y de sus heridas. Sobre todo las almohadillas que llevaba destrozadas de tanto caminar.

Es un perro noble, bueno y cariñoso, aunque debido a su afán por acaparar el cariño, es preferible que esté con una familia que no tenga niños muy pequeños.

Estamos seguros que pronto llegará esa familia que busca.

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota