Nos avisaron de que, en las afueras de Zaragoza, había una perrita vagando por unas naves abandonadas desde hacía dos meses. Fuimos a recogerla y aunque su estado general no era malo, dado que le llevaban algo de comida, sí que tenía bastantes garrapatas.

Es un cielo de perra. Muy buena, cariñosa y dócil. Busca mimos de las personas todo el rato. Se lleva bien con otros perros, machos y hembras. Va bien en coche y con correa.

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota