Nico era un perro muy miedoso, ha costado meses cogerlo.  Ignoramos qué situaciones habrá pasado para que esa terrible desconfianza haya hecho mella en él. Pasará bastante tiempo hasta que coja confianza, pero poco a poco va haciendo progresos.

Somos conscientes de la dificultad de adoptar un perrito miedoso, pues conlleva mucha paciencia, amor y responsabilidad, pero sabemos y confiamos en que hay personas buenas y con la conviccion suficiente para ver las inmensas posibilidades que tiene Nico de seguir perdiendo el miedo y recuperar la confianza en las personas. Es cuestión de tiempo, espacio y mucho cariño, una fórmula, no tan complicada al fin y al cabo. Además Nico pone muy fácil quererle.

Es un perrito joven, vital y precioso. Tiene un bonito pelaje brillante y es muy guapo, con una cara de bueno que te enamora. Después de este tiempo en el refugio ha conseguido mejorar notablemente. Juega con sus compañeros sin ningún problema y corretea por el refugio felíz y confiado. Con las personas, sin embargo, sigue siendo receloso. Pero los que frecuentamos el refugio sabemos que poco a poco coge confianza, se acerca a tí y le encanta que lo acaricies. Ha hecho grandes progresos.

¡Por eso estamos convencidas que cuando encuentre su hogar Nico será el perrito felíz que se merece ser!

 

 

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota