Fue rescatada por el Centro Municipal de Protección Animal, vagando por una carretera a las afueras de Zaragoza. En dicho Centro ha permanecido unos días hasta que la hemos llevado a la protectora para seguir buscándole un excelente hogar.

Es una perra muy buena y muy cariñosa. Le gusta que le acaricies, y cuando dejas de hacerlo, te empuja con su morro para que sigas. Se lleva bien con todos los perros, machos y hembras. Va bien en coche y con correa.

 

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota