Fue recogida por el Centro Municipal de Protección Animal tras el fallecimiento de su propietario. Allí fue intervenida de los tumores mamarios y le fue realizada la enucleación ocular, pasando después a nuestra protectora, donde actualmente sigue el tratamiento para que los tumores mamarios no se reproduzcan. Aunque sabemos que es una adopción difícil, no renunciamos a que Reina pueda tener un hogar los últimos años de su vida.

Es una perrita muy buena y a pesar de su ceguera, se desenvuelve muy bien por la protectora. Sale todos los días y se recorre todas las instalaciones, y sabe buscarse la sombra de árboles para tumbarse.

Se lleva bien con todos los perros, machos y hembras. Va bien en coche. Va bien con correa.

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota