Esta perra fue recogida por el Centro Municipal de Protección Animal, en un barrio de Zaragoza, en un estado de total abandono y desnutrición. Con extrema delgadez y varias lesiones en la piel. Allí estuvo unos días recuperándose, pasando después a nuestra protectora.

Rosita es una perra noble e inocente, que corretea alegre por el refugio buscando el cariño de unos y otros. Ha pasado penurias, hambre y abandono. Ahora se siente cuidada, por eso es feliz. Es muy buena, ha cuidado y ayudado a otros perritos con mucho más miedo y desconfianza que ella, y les ha dado el apoyo necesario al llegar al refugio.

Es muy buena, le encanta el contacto humano aunque a veces parezca un poco tímida es muy sociable. No tiene problemas con ningún perro, sea macho o hembra, y juega con todos.

Viaja muy bien en coche, puesto que es muy tranquila y equilibrada.

Sabemos que Rosita no lo tiene fácil, ni por su edad (aunque físicamente está perfecta y tiene mucha vitalidad) ni quizá por su raza, asociada a la caza. Pero Rosita va a ser una perra de compañía perfecta. Tiene las suficientes ganas de correr para acompañar en los paseos, el equilibrio perfecto para permanecer a tu lado haciéndote compañía  y un buen carácter que hace que busque agradar en todo momento. Sabemos que quien vea en Rosita algo más que un perro de caza, tendrá un auténtico perro de casa.

Rosita enamora al momento, y pese a que su belleza exterior no sea llamativa ni deslumbrante, tiene una increíble belleza interior y logra meterse en tu corazón como pocos saben hacerlo.

Te deseamos lo mejor Rosita, ya te lo mereces.

 

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota