Sofía es una de las perritas más buenas, dóciles y cariñosas que puede haber. Tiene un carácter excelente y se lleva muy bien tanto con machos como con hembras.

Como perrita joven que es le gusta jugar y correr junto a otros compañeros del refugio y bajo su aspecto aparentemente serio sorprende cuando comparte ratos de juego con ellos sin descanso. Pero Sofía busca también el cariño, el calor y la atención de las personas, pues sabemos que necesita cercanía y amor por su sensibilidad y dulzura. Cuando la acaricias entrecierra sus ojos como queriendo aprovechar esos minutos de amor al máximo. Le encanta sentarse cerca de ti para que le des mimos y estés con ella. Cuesta creer que una perrita tan buena no haya sufrido con su abandono.

Es una perrita muy especial y destila una sensibilidad que te atrapa desde el primer instante en el que la conoces.

Creemos que se adaptaría a cualquier circunstancia puesto que Sofia juega y disfruta  pero también es capaz de sentarse a tu lado durante ratos interminables buscando sólo tu compañía.

La recogimos junto a otra perrita más joven, Cleo, que podría ser su hija en un barrio de Zaragoza. Ambas perritas son dos amores y son preciosas por dentro y por fuera. Sabemos que fueron abandonadas en un terreno deshabitado; aunque iban y venían con gran peligro de ser atropelladas, siempre volvían a ese terreno, que había sido, según nos dijeron, su casa. Ahora pueden estar en el refugio, protegidas del frío, el hambre y los peligros, pero esperamos que las dos puedan encontrar pronto un hogar donde pueden dar y recibir todo ese cariño que aportan y necesitan.¡ Mucha suerte Sofía!.

 

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota