Tilda  es una perrita mestiza de pelo largo que fue abandonada, como muchos otros, sin que nos expliquemos el porqué. Por qué alguien decidió que ya no merecía tener una familia y un hogar. Aunque ignoramos cuáles eran sus condiciones de vida, dado su abandono, imaginamos que no fueron fáciles. Vagó sola y desorientada durante unos meses por un barrio de Zaragoza, hasta que una chica consiguió hacerse con ella y traerla a nuestra protectora.

No sabemos cuál ha sido la historia de Tilda, pero cuando te mira parece que quisiera contártela.

Los primeros días se mostraba temerosa y le costó incluso empezar a comer, demasiados cambios en su triste vida. Pero Tilda ha mejorado en pocos días y se muestra una perrita agradecida y cariñosa. Tremendamente sumisa con las personas no hace más que enseñarte su barriguita para que la acaricies en cuanto te acercas. Sólo busca agradar. Le encanta que te sientes a su lado y permanezcas ahí. Si dejas de tocarla te da con su hocico pidiendo más.

En los primeros paseos que ha dado por nuestro refugio no ha tenido especiales problemas con los demás perros, aunque creemos que no se lleva bien con gatos.

Es una perrita muy tranquila, a la que imaginas perfectamente en su nuevo hogar, en el sofá, en el suelo, dormitando pero pegada a los pies de su nuevo compañero de vida. A sus ocho años, Tildaa, se merece ya alguien que la mime y disfrute de su compañía. Estamos seguras que lo devolverá con creces!!

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota