Tula llegó a los pocos días de su hermana Blancanieves. Ambas nacieron de una camada no deseada de la que quisieron deshacerse demasiado pronto. A Blancanieves se la quedó una persona que se dio cuenta que no podía mantener a esta pequeña cachorra, así que la cedió a nuestra protectora y Tula llegó por los mismos motivos pocos días después.

Tula es muy buena, sociable y cariñosa. Divertida y juguetona como corresponde a su edad, se lleva bien con todos los perros, no da problemas en el coche y anda increíblemente bien con la correa.

Es una perrita preciosa que ha conquistado el corazón de todos los que la hemos conocido. Y enternece ver su mirada esperando una vida mejor.

Si has decidido compartir tu vida con Tula, recuerda que hay que asumir que todo cachorro es una gran responsabilidad, va a depender de ti durante muchos años y tiene todo por aprender. Es un ser tierno y adorable, pero un cachorro supone obligaciones, hay que enseñarles donde hacer sus necesidades, a pasear, a quedarse solos, lo que se puede morder y lo que no… Y requieren tiempo de juego y paseo.

Quien esté dispuesto a darle todo esto a Tula seguro que le devuelve durante muchísimos años innumerables momentos de felicidad y cariño que no puede siquiera ni imaginar…¡¡Esperamos que sea muy pronto Tula!!

 

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota