Abril es una perrita cruce de labrador de color negro. A sus dos añitos de edad ya conoce lo que es el abandono y la enfermedad. Estuvo vagando durante meses hasta que en Septiembre de 2013 en un centro deportivo cercano a Zaragoza encontró refugio y unas buenas personas empezaron a alimentarla hasta que se hizo dueña de sus corazones.

Las duras condiciones del abandono acabaron haciendo mella y enfermó gravemente. Nos avisaron a finales de Abril, de ahí su nombre. Y tuvo que ser operada de urgencia por una infección de útero (piometra) que pudo haberle causado la muerte en pocas horas.Tras la operación se ha recuperado y es una perra totalmente sana.

Los primeros días su mirada reflejaba una inmensa tristeza pero diez días después parece una perra diferente a la que llegó a nuestras instalaciones.

Abril es una perra muy cariñosa, se acerca moviendo su rabo para que la acaricies y reconoce con gran alegría a las personas que la cuidaron cuando vienen a verla ya que durante ese tiempo le cogieron un gran cariño. Es una perrita muy sociable con machos y hembras y según nos han contado en el centro deportivo se relacionaba perfectamente con todo el mundo y le encantaba que los niños acariciaran su barriguita.

Viaja perfectamente en coche si bien no está acostumbrada a ir con correa. Suponemos que nunca ha sabido lo que es un paseo acompañada por su dueño y tendrá que aprender.

Abril ha sufrido mucho para su corta edad pero ha vuelto a la vida porque está esperando que alguien como tú la abrace y darte todo el amor que guarda en su bello cuerpo azabache. Alguien debe darle la oportunidad de tener por fin un hogar donde ser enteramente felíz.

 

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota