Fue encontrada en la basura junto a sus hermanos que felizmente pronto encontraron un hogar. Solo quedo Ariel y la persona que la encontró no podía ocuparse de ella por más tiempo.
Es una preciosa cachorra de cinco meses juguetona, traviesa, alegre y confiada. Valiente y atrevida es un gusto verla jugar con sus compañeros más grandes que ella. Tiene un suave pelo marrón y blanco y parece un pequeño cervatillo con unos preciosos y profundos ojos. Pata, una de nuestras perritas, está ejerciendo de mamá y de vez en cuando le regaña y le enseña buenos modales. En la casa es tranquila y cuidadosa, es obediente, para ser una cachorrita. Es muy sociable y muy buena. Es un amor.

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota