Es un perrito de pequeño tamaño con un pelo largo negro con vetas grises y que con solo siete meses ya ha conocido la dejación y el abandono. No obstante parece que lo ha olvidado todo porque no hay perrito más simpático y feliz en el refugio. Todo le sorprende, desde la hierba a una mosca volando. Es muy gracioso ver las caritas que pone.. Y como se alegra de vernos por la mañana! Es cariñoso y bueno, juguetón y divertido y, a pesar de ser un cachorro, es muy obediente y tranquilo cuando vuelve a su casita.

Se lleva bien con machos y hembras y no hay problema con niños. La familia que lo adopte será muy afortunada porque Dinky es pura luz.

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota