Draco es un cruce de labrador, negro como el azabache, de dos años de edad. Grande, fuerte y saludable.

Procede del Centro Municipal de Protección Animal y no sabemos cuál es su historia anterior.

Quien pudo abandonar a un animal tan hermoso, tan noble, tan bueno. Le encanta salir a olisquear el campo y luego sentarse tranquilamente a la sombra del árbol de la entrada. Disfruta del momento como si no hubiera un mañana, come y bebe como si fuera la última cena y pide amor para guardar. Su apariencia exterior es magnífica, parece poderoso, que no necesita a nadie… pero su interior esconde a un cachorro solitario que solo quiere unos brazos en los que poder acurrucarse y sentirse seguro.

Estupendo con adultos y niños. Sin problemas con perros y perritas.

 

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota