Comparte!

Normalmente los humanos buscamos a un perro que se adapte a nuestra vida, pero en ocasiones, es el perro el que debe buscar a la familia ideal que se adapte a su carácter. Eso vamos a intentar desde la protectora de ADPCA con nuestro querido “Flippy”. Vamos a echarle una mano, y no porque sea un perro difícil, nada de eso, simplemente es que necesita una familia joven y dinámica que le siga el ritmo.

El pequeño Flippy es un podenco andaluz pelirrojo, de año y medio aproximadamente, de tamaño mediano, cuerpo liviano, fuerte y sano, y con un pelaje corto de color rojizo.

En su chenil convive pacíficamente con la galguita “Fiona”; y los dos comparten el recreo con otro macho y otra hembra, Wilbur y Carlota. Los cuatro forman un grupito precioso, lleno de vida y alegría. Él participa de todos los juegos y correrías de sus compañeros, pero lo que más le gusta es el agua, le da igual un barreño o una piscina, él se sumerge con un placer infinito.

Flipy puede vivir perfectamente en una casa o piso, ya que se adapta al entorno, así lo hizo nada llegar al refugio, parecía que llevaba toda la vida con nosotras, es súper extrovertido; pero si tienes un jardín vallado lo harás el perro más feliz del mundo. Si en la familia hay niños, será mejor que no sean muy pequeños, aunque casi con toda seguridad será buenísimo, juguetón y muy divertido.

Está lleno de energía, así que si sois una familia deportiva y dinámica os acompañará con gusto en vuestros largos paseos y en cualquier actividad que hagáis.

En definitiva, en Flipy vais a encontrar a un amigo para toda la vida, en sus ojos castaños nunca veréis maldad, sólo alegría y gratitud, porque no hay nadie más agradecido que un animal rescatado de la soledad y del abandono.

 

Apartado de correos 450 - 50080 Zaragoza

info@adpca.es

ESCRÍBENOS

3 + 12 =

Encuentra tu Mascota

Buscar Mascota