Comparte!

 

Lo primero que sientes cuando lo ves es ternura, Lucas es un abuelito regordete y encantador lleno de dulzura que solo quiere que le presten atención como cualquier persona mayor.

Es la alegría en estado puro, no hay perrito mas simpático que el.

No sabemos cual ha sido su vida antes de llegar al refugio el pasado verano, pero creemos que estaba en una casa porque es muy mimoso y le encanta estar resguardado en su casita echado en su colchoneta, que siempre tiene limpia y ordenada, no saca sus cosas fuera como hacen otros perritos, el siempre tiene todo en orden.

Las pelotas y juguetes son su prioridad y siempre nos recibe con alguna en la boca y se hace fiestas y revolcones cuando alguna voluntaria, le regala algún juguete nuevo, el espera impaciente que se lo desenvuelvan , ya sabe que es algo bueno para el.

Le encanta explorar y olfatear por el campo en busca de algún manjar, pero aunque este despistado con algo, si le llamas enseguida acude a nuestra llamada.
Es un gloton, ya llego a nuestro refugio gordito y tenemos que racionarle un poco la comida, pero estamos seguras que con una familia con la que dar esos paseos que a el tanto le gustan perderá el peso que le sobra.

Es tan gracioso verlo correr y trotar con sus patitas garrosas…

Pasea genial con correa, incluso sin ella nos sigue en los paseos, eso si siempre dentro del recinto cerrado del refugio.

No es posesivo con la comida, ni mantitas, no hay problema para manejarlo en el veterinario o para cepillarlo.

Quien adopte a Lucas tendrá cariño y alegría garantizados y un compañero inseparable.

Nuestro querido y simpático abuelito se merece a alguien que le diese los últimos años de su vida ese calor de hogar que quizá en un pasado ya tuvo y que ahora busca en sus mantitas acurrucándose entre ellas.

No podemos dejar pasar mas tiempo, seguro que hay una familia deseando volverle a dar cariño.

 

Apartado de correos 450 - 50080 Zaragoza

info@adpca.es

ESCRÍBENOS

13 + 2 =

Encuentra tu Mascota

Buscar Mascota