Abandonado en un pueblo de Zaragoza, fue recogido por una pareja que no se lo podía quedar porque tienen tres perros, y lo trajeron a nuestra protectora.

Es un amor de perro, aunque un poco tímido. Como cachorro que es, es muy juguetón. Es muy limpio. Se lleva bien con otros perros, machos y hembras. Va bien con correa y en coche.

Asociación para la Defensa y Prevención de la Crueldad contra los Animales

Apartado de correos 450 - 50080 Zaragoza

info@adpca.es

ESCRÍBENOS

2 + 15 =

Encuentra tu Mascota

Buscar Mascota