Toby es un precioso perro pastor de tamaño mediano y del color de la miel. Lo recogieron vagando por un pueblo, expuesto a todos los peligros de la calle. Fue atropellado y arrastrado y prueba de ello es una enorme cicatriz que se palpa en su lomo oculta por su pelaje. Estuvo atado durante meses sin casi ninguna atención hasta que unas personas contactaron con nosotros y pudieron traerlo al refugio.Por todo esto Toby podría ser un perrito temeroso y desconfiado. Tendría derecho a serlo después de tan malas experiencias pero, sin embargo, no hay ser más cariñoso, sociable, dulce, confiado y puro.
Siempre preparado para dar amor, juguetón con otros perritos, paciente con los más cachorros y respetuoso con los viejitos.

Toby es un ser especial y se merece el amor y la atención en exclusiva de una familia. Que alguien, por fin le abrace y le diga al oído: “Mi pequeño, ya estás en casa”.

 

Encuentra tu Mascota

Buscar Máscota